Os Xabaríns do Montaña Ferrol no III Raid do Condado

Nesta finde celebrouse o III Raid do Condado Marqués de Vizhoja, organizado por Cornelios. A proba é a terceira do Campionato de España de Raids de Aventura CERA e a máis importante no calendario, na que  participaron 55 equipos.

Os Xabaríns do Club de Montaña Ferrol acadaron un traballado subcampionato en Aventura Mixto, no equipo formado por Antonio L. Peiteado, Elena Bujía e Óscar Fernández, cunha puntuación moi apretada entre os tres equipos do podio.  Noraboa a todos eles!

Aquí a crónica dos nosos deportistas directamente desde o terreo:

Crónica III Raid do Condado – Marqués de Vizhoja

182 kilómetros en 20 horas. Este es el reto que han debido afrontar deportistas de toda España, e incluso alguno de Portugal, inscritos en el III Raid do Condado – Marqués de Vizhoja, disputado este fin de semana por los ayuntamientos de A Cañiza, As Neves, Arbo y Salvaterra de Miño, en la provincia de Pontevedra.

El raid comenzaba a las 9 de la mañana del sábado, en medio de una tenue niebla, con una corta carrera a pie por las calles de A Cañiza. Tras 3 km de carrera, los equipos de Élite y de Aventura cogían las bicicletas para comenzar la segunda sección, que, tras superar la altura de la niebla, les permitiría disfrutar de un espectacular mar de nubes. Desde ese momento, el cielo despejado acompañó durante todo el día a los raiders, lo que provocó que hacia la tarde el calor llegara a ser sofocante.

Después de más de 28 km de pistas secundarias, caminos y atroches campo a través, los equipos, ya más espaciados, llegaban a A Cañiza y se dispondrían para salir a un trekking de 15 km. El calor era todavía era soportable, pero la dureza de la segunda mitad de la sección comenzó a pasar factura a los corredores, debiendo estos cuidar de mantenerse bien hidratados para no sufrir los temidos calambres.

A continuación, los equipos abandonarían definitivamente A Cañiza para afrontar una sección de 30 km en bicicleta que los llevaría a As Neves. Tras la subida inicial se pasaba a una larguísima bajada con algún tramo especialmente complicado. Conscientes de que iba a ser un raid muy largo, en el que sería casi imposible realizar todo el recorrido, los equipos comenzaron aquí a descartar balizas para recortarlo.

Ya en As Neves, los raiders debían prepararse para salir a la quinta sección, la cual combinaba el trekking, la natación, el kayak y el rápel, para finalizar con otro tramo de trekking. Las más de 4 horas estimadas por la organización para superar la sección hablaban por si solas de la dureza de la misma. Una progresión especialmente lenta, que se alternaba entre la orilla y el mismo cauce del río, y las elevadas temperaturas  obligaron a los corredores a poner un extra de coraje para superarla. En esta sección se produjo una de las anécdotas de la jornada. Durante el tramo de kayak uno de los equipos se pasó la baliza que estaba río abajo. Tras superar una zona de rápidos, les era imposible remontar por el río, debiendo desembarcar en Portugal y retroceder por tierras lusas porteando el kayak. Cada vez más equipos tomaban la decisión de descartar balizas, por lo que pocos llegaron a completar los casi 23 km de la sección.

La sexta sección salía en bicicleta de As Neves para finalizar en Salvaterra de Miño, tras recorrer 24 km en los que la noche implicaba la mayor dificultad. Todos los equipos debían salir ya preparados para la progresión nocturna. Continuaba el descarte de balizas y los equipos ponían especial atención en escoger los descartes más ventajosos. Caracterizaron esta sección los caminos polvorientos, las bajadas rápidas y un vadeo de río con la bicicleta sobre el hombro.

Salvaterra de Miño iba a poner el punto y final a la primera etapa del raid, pero antes los equipos debían realizar un trekking nocturno de 19 km. Las fuerzas ya iban muy justas, por lo que la progresión de los corredores era lenta y los errores de orientación más frecuentes. La nota de color la pusieron los fuegos artificiales que, lanzados desde Salvaterra, llevaron a los corredores a desentenderse por unos instantes de la carrera para admirar el espectáculo nocturno.

Finalizaba la primera etapa del raid con los equipos de las distintas categorías posicionados en unos puestos que tendrían que luchar por conservar en la etapa del domingo.

Comenzaba la segunda etapa del raid en Arbo. Los primeros clasificados eran conscientes de que para conservar su posición debían realizar el recorrido completo, puesto que, aunque asequible, el tiempo era un poco justo y cualquier error supondría bajar puestos en la clasificación. Se iniciaba con una sección de trekking de 6km en la que los equipos iban alcanzando las sucesivas balizas con mínimas diferencias. En poco más de media hora comenzaban a salir corredores para enfrentarse con una larga, aunque tendida, subida, seguida de una rapidísima bajada, primero por caminos y después por asfalto. Antes de completar los 24 km de la sección, los corredores aún debieron “apretar los dientes” para superar unos fuertes repechos poco antes de llegar a la transición.

La última etapa del raid comenzaba y finalizaba en las instalaciones de las Bodegas Marqués de Vizhoja. Aunque ya se había llegado al mediodía, la temperatura era ligeramente más suave que el día anterior. Aunque las fuerzas iban ya muy justas, los corredores eran conscientes que tenían que dar todo lo que les quedaba en este trekking de 9 km. Un recorrido poco técnico, tanto físicamente como de orientación, que sólo se veía complicado por la última baliza.

A las 13:00 del domingo se cerraba la meta del III Raid do Condado. Los raiders fueron agasajados por el club organizador Cornelios y sus más importantes colaboradores, en particular las bodegas Marqués de Vizhoja, con todo tipo de viandas que ayudaron a recuperar parte de las energías derrochadas durante el fin de semana.

Las clasificaciones finales de las diferentes categorías dejaron a varios equipos gallegos ocupando puestos de podio, entre ellos el equipo Montaña Ferrol Xabaríns, con nuestros compañeros Elena, Óscar y Antonio, que alcanzaron el segundo puesto de la categoría Aventura mixto, posición que además les hace mantener viva la lucha por la Liga Gallega de Raids.

Así, en la categoría Élite el podio fue para Brigantia Tierra Trágame (1º), Endurance VK Bikes (2º) y Randobike-Imperdible (3º).

En Aventura femenino el podio lo ocuparon Itaca Femenino (1º) e Itaca Femenino Dos (2º).

En Aventura mixto el podio fue de Arcadia O Pasatempo (1º), Montaña Ferrol Xabaríns (2º) y Tierra Trágame Raids (3º).

En Aventura masculino el podio fue para Gallaecia Trileuco (1º), Imperdible (2º) e Itaca Masculino Dos (3º).

En Aventura Junior, un único equipo ocupó el podio: el Itaca Junior Élite.

Por último, la categoría de Promoción larga fue dominada por ACD Sanomedio (1º), Aromon Misfits (2º) y Gallaecia Raid.